Las «serpientes californianas» llegan a Santa María de Guía
0 2 mins 7 años

Casi atropello una serpeinte californiana en la carretera de la parte alta de La Dehesa, hablando con los vecinos que paseaban por el lugar, me confirman que la han visto y que han dado parte al SEPRONA, pero salvo error u omisión, no les han visto cumpliendo con su deber; eso si ante unas reformillas en un cuarto de aperos concita la inmediata visita de dichos funcionarios.

 

Nuestros impuestos solo sirven para mantener un cuerpo que nos reprime y que cuando son necesarios ni se les espera ni dan señales de existir, como pueden corroborar los residentes de la Comunidad la Esperanza y mayormente el impulsor Ruyman, al que se la tienen jurada por dar, lo que el Estado y las instituciones deben garantizar, vivienda a los sin techo y un espacio digno para niños y ciudadanos que todo lo que han hecho es ser POBRES, no tener trabajo.

Impactos: 2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.